Vamos a repasar cómo va esto del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Vamos a repasar cómo va esto del Cuerpo Europeo de Solidaridad

El Cuerpo Europeo de Solidaridad promete ser tema estrella en 2018, por lo que nos parece buena idea, de la mano de la mano del comunicado de la Comisión Europea, repasar cómo va la puesta en marcha del nuevo programa de voluntariado para jóvenes europeos.

En su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, anunció la creación de un Cuerpo Europeo de Solidaridad que ofrecería a los jóvenes de entre dieciocho y treinta años la oportunidad de participar en una amplia gama de actividades solidarias en toda la Unión.

Dos meses después se puso en marcha el Cuerpo Europeo de Solidaridad con el objetivo de llegar a una participación de 100 000 jóvenes para finales de 2020.

En esta primera fase del Cuerpo Europeo de Solidaridad, se elaboraron ocho programas diferentes destinados a ofrecer a los jóvenes la oportunidad de participar en una serie de actividades de solidaridad para hacer frente a situaciones difíciles en toda la UE. La participación no solo beneficia al desarrollo personal de los jóvenes, a su implicación activa en la sociedad y a su empleabilidad, sino que también ayuda a las organizaciones no gubernamentales, a los organismos públicos y a las empresas en sus esfuerzos por hacer frente a los desafíos sociales y de otro tipo.

Tras la puesta en relación de los voluntarios con las organizaciones, iniciada en marzo de 2017, en julio se puso en marcha la vertiente profesional del Cuerpo Europeo de Solidaridad con dos proyectos dirigidos por los servicios públicos de empleo de Francia e Italia y respaldados por la Comisión Europea. Estos proyectos ofrecen empleos o períodos de prácticas relacionados con la solidaridad en otro país de la UE a un máximo de 6 000 jóvenes.

El 30 de mayo de 2017, la Comisión presentó una propuesta para consolidar los cimientos del Cuerpo Europeo de Solidaridad, con un presupuesto de 341,5 millones de euros para los años 2018-2020 y una base jurídica propia. Además, la Comisión propuso ampliar las oportunidades para los jóvenes. Aparte de ofrecer colocaciones de voluntariado, prácticas y empleo, en el futuro el Cuerpo Europeo de Solidaridad también ofrecería a los participantes la oportunidad de crear sus propios proyectos de solidaridad o de llevar a cabo acciones de voluntariado en grupo.

El 17 de noviembre, en Gotemburgo, Suecia, en un almuerzo de trabajo sobre educación y cultura, el presidente Juncker propuso a los líderes de la UE el objetivo de que 1,5 millones de jóvenes participen en el Cuerpo Europeo de Solidaridad de aquí a 2025, objetivo que exigiría un presupuesto de 6 000 millones de euros en el período 2021-2027.

Fuente: Comunicado de prensa de la Comisión Europea

Portal Web del Cuerpo Europeo de Solidaridad

 

Scroll To Top